qué pasa panza?

|


qué pasa panza?
que estas tan redonda
que no dejas dormir
a tu mamá,
y te antojas de frutillas
a las tres a.m.?

qué pasa panza?
que te da hipo
de madrugada,
que pateas
y juegas con tu papá?

estás inquieta y querés
salir a ver el mundo
en un barquito de papel

yo te llevaré, panza,
cuando salgas,
a ver maravillas
sin despegar
del pecho de tu mamá

te esperamos,
panza,
para saber
si tendrás mi nariz,
o las orejas de mamá,

te amamos,
panza,
queremos verte
de una buena vez.

7 pensantes:

Baterflai dijo...

QUE ME HACES LLORAR, TARADOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!!!!

Igual te quieri.
Abracín. ^^

de: LA TIA! :)

Nerón dijo...

Tia: más lloré yo cuando vi a panza por primera vez.

nosotros tambien te queremos.
abrazo de Neronios.

Nerón dijo...

por cierto, el otro dia me reí mucho al imaginarme mi primera reunion de padres en el Jardin de Infantes, sentado en esa sillas para niños de 4 años... digamos que me quedaría chica...

Fla-q dijo...

Un forceps grandote para recuperar la sillita ! Jaaaajajajaja!!!

Ay, esa panzota!!!!

Amperio dijo...

Cuando llega un mi matambrito, compañero, yo lo levanto bien alto y se lo presento al sol y a la luna, para que se ubique.
Después le soplo la nariz, para que reciba en un hálito, toda la herencia de generaciones.
Más tarde, lo apoyo en mi regazo y le cuento que el mundo se divide en explotadores y explotados. Y también le digo, como decía el compañero Cooke, que, en la Argentina, los verdaderos comunistas somos nosotros.
Y acabados estos rituales, les calzo la camiseta de Boca.

Y así aprenden. Y llegado el momento en que pueden expresarse dicen:
-Me llamo tal. Soy de Boca y peronista.

UAP, compañero. No se olvide que lo quiero.

Nerón dijo...

Fla: mas que un forceps, una tenaza hidraulica...

Compadre: Esos rituales no fallan compañero. Otro santo ritual que supo cumplir mi abuelo fue llevarme a comer un choripan en un acto de Mussi en Berazategui, y me enseño la marcha que llevamos en el corazon. Me la sabía entera y la cantaba en el taller del abuelo, mientras los compañeros tomaban vino tinto y hacían el asado.

Uap, mi cuate. no se olvide que nosotros tambien lo queremos.

rambonarda dijo...

Nada de forceps para extraerle la sillita, no compañero. A lucir la sillita incrustada siempre y vaya adonde vaya. Con ese orgullo de papá baboso que tan bien le queda.

Ah, yo también los quiero, venga, un abrazoooooo, ea ea ea!