El descanso de la guerrera

|


Luego un arduo día de no hacer nada más que alimentarse del pecho materno y bancarse los mimos de toda la familia (especialmente del baboso del padre) , la Neroniña se toma un merecido descanso.

2 pensantes:

Baterflai dijo...

Mmmm... aritos ya tiene... tía Bater tacha de la lista.

Qué linda la pecetita, che!! :D

Fla-q dijo...

Que pedazo de manos!!!!
Cuidesé, Neroncio!

Duerme con la boca abierta por si viene más? jijiji!