nahikoa da! (basta ya!)

|




El que asesina en nombre de su país
en nombre de la libertad
en nombre del pueblo
merece tanto el tiro en la frente
como su víctima.

Derechas e Izquierdas, en los extremos se unen, porque buscan los mismos fines, con los mismos medios.

En mi país, los militares masacraron miles de personas en nombre de la Patria. Las izquierdas tambien mataron en nombre de la Libertad. Todos buscaban el poder. Todos lo buscaban por las armas.

mi familia nació en Gipúzkoa. Siempre quise conocer ese lugar.
Siempre creí que Euskadi merecía ser libre.
Ninguna patria merece ser libre si para lograr su libertad vierte la sangre de un sólo inocente.


A qué viene todo esto? A esto.

imágen tomada del blog de José

3 pensantes:

Baterflai dijo...

Podés creer que desde que leí la noticia en el diario estoy llorando?
Como comenté en otro blog: ¿qué tipo de estado se construye sobre el asesinato, el robo, el secuestro, la explosión, como formas operativas de lograr la libertad? ¿No hay suficiente ejemplo en lo que es la libertad lograda a tiros, en qué tipo de sociedades totalitaristas -disfrazadas de democráticas- se ejerce ese sistema?
El domingo hay elecciones en España.
Esta canallada es una más de las tantas pre-electoralistas en pro de amedrentar a los que consideran que los cambios se hacen con las urnas, no con las balas.

Que haya podredumbre en torno a las urnas, bueno, ese es otro tema. Pero también con balas solucionar esto? No. Rotundamente NO.
La violencia solamente genera en el que la ejerce la sensación de impunidad y de que la opinión del otro no solamente no vale nada, sino que es peligrosa para el mantenimiento de sus propios sistemas de poder.

Fla-q dijo...

Nerón: Amén.

un servidor dijo...

Si gracias al accionar de ETA, los vascos alcanzasen la "libertad"... el cambio pasaría simplemente por dejar de pagar sus impuestos al Estado Español... para pasar a pagarlos a los líderes etarras.
Libertad es que no haya hambre, ignorancia ni crímenes. Libertad es salud, derechos con responsabilidades, solidaridad e inteligencia.

Un abrazo (de un sobrino-nieto de un fusilado por Franco en la puerta de la propia casa, ante sus padres y hermanxs)